La Rioja, Lunes 26 de Junio de 2017

La Rioja

Calles

Seleccione una letra del Alfabeto

Napoles

Descripción:

Clasificación:
Sentido:
Límites:
Barrio:
Legislación:

Reseña:

Nápoles (en napolitano Napule, en italiano Napoli) es la ciudad más poblada del sur de Italia, capital de la región de Campania y de la provincia de Nápoles. La ciudad de Nápoles administrativa tiene algo menos de 1 millón de habitantes que unidos a los de su área metropolitana, se elevan a 4,4 millones. Sus habitantes reciben el gentilicio de napolitanos. Está situada a medio camino entre el monte Vesubio y otra área volcánica, los Campos Flégreos.
Tiene una gran riqueza histórica, artística, cultural y gastronómica, lo que llevó a la Unesco a declarar su centro histórico Patrimonio de la Humanidad. Griegos, romanos, normandos y españoles han dejado su huella en la ciudad. De mano de los últimos, la ciudad fue el centro político del reino borbónico de las Dos Sicilias. En el siglo XX, primero durante el fascismo y en la reconstrucción subsiguiente a la Segunda Guerra Mundial se construyó gran parte de la periferia. En las últimas décadas, Nápoles se ha dotado de un zona comercial con rascacielos e infraestructuras como el TAV a Roma o una red de metro en proceso de expansión. Por otra parte, también le acucian grandes problemas como el crimen organizado, muy presente en la vida de sus habitantes y que constituye un freno al desarrollo económico y social; o de otra naturaleza, las fuerzas telúricas: la ciudad ha sufrido grandes terremotos y la actividad volcánica es vigilada constantemente.
Origen etimológico
Nápoles se construyó a unos kilómetros de una ciudad existente, "Parténope" o "Palépolis" (ciudad vieja). En la mitología griega Parténope era la menor de las tres sirenas que desde las rocas de Capri intentaron con sus cantos seducir a Odiseo, quien se ató al palo mayor consiguiendo así ser de los pocos mortales en disfrutar de los bellos cantos sin morir ahogado después. La sirena, desesperada, se ahogó de pena y su cuerpo llegó a la costa de la ciudad vieja. Más tarde el término en napolitano pasó a pronunciarse Nàpule y en italiano, Napoli.

Área Metropolitana
El Área Metropolitana de Nápoles la forman la ciudad homónima y algunas ciudades vecinas. Esta área se denomina Grande Napoli. Su población es de aproximadamente 3.1 millones de habitantes, con lo cual constituye la tercera área metropolitana italiana, por detrás de Milán y Roma.
Muchas otras fuentes indican que posee hasta 4.121.397 de habitantes y una extensión de 2.171 km²; o de 6.400.000 habitantes en 4.300 km². Si fuera así, se trataría de la segunda área metropolitana Italia en cuanto a población, después de Milán, superando a Roma.

Lugares de interés
Nápoles es una ciudad muy visitada, no sólo por derecho propio, sino también como punto de partida hacia otros destinos cercanos como Pompeya, el Palacio Real de Caserta, las islas de Capri e Ischia o la Costa Amalfitana. La capital campana posee también un vastísimo patrimonio artístico y arquitectónico, que desde la década de 1990 ha sido relanzado con actividades como el Mayo de los Monumentos y por ser declarada parte del Patrimonio de la Humanidad en 1995.

Palacios históricos y museos
Nápoles es particularmente famosa por sus castillos, palacios y museos.
El Castel dell'Ovo (Castillo del Huevo) es parte del bellísimo panorama del Golfo. Se llama así porque, según la leyenda, Virgilio habría escondido en el interior del castillo un huevo que soportaría la estructura del edificio, y que, de romperse, provocaría el hundimiento de la fortaleza, y que la ciudad sufriera grandes catástrofes.
Está situado en el islote de Megaride, donde en el siglo VII a. C. desembarcaron los cumanos que fundaron Parténope. El castillo era parte de la villa del romano Lucio Licinio Luculo, que fue fortificada por Valentiniano III y que albergó al depuesto Rómulo Augusto, último emperador romano, muerto poco después.
Lujosa villa en tiempos del Imperio, fortificada en el siglo V y arrasada por los propios napolitanos en el siglo X para evitar su captura por los sarracenos. Los aragoneses llevaron a cabo la última reestructuración significativa.
Más tarde el castillo fue reconstruido y restructurado por los normandos (1128) y por los españoles en sendas ocupaciones.
Actualmente, se permite la entrada al público. Se puede apreciar la majestuosidad de la fortaleza, la terraza con cañones y la muy característica villa marina al pie del castillo.
El Castel Capuano fue construido por Guillermo I de Sicilia, el primer rey del Reino de Nápoles fundado por los normandos. Su nombre se debe a que está en la ruta que conduce a la ciudad de Capua. Cuando el Sacro Imperio Romano conquistó el reino, la capital se trasladó a Palermo, deteriorándose el edificio a causa del abandono. Pero cuando la dinastía aragonesa conquistó el Sur de Italia y la capital volvió a Nápoles, y se comenzó una gran remodelación del castillo. En los siguientes 500 años, el edificio se utilizó como sede de los tribunales; en la actualidad ofrece un contraste arquitectónico notable, al encontrarse en las inmediaciones de la zona de rascacielos, el Centro Direzionale.
El Castillo Maschio Angioino (Torreón de los Anjou), también conocido como Castel Nuovo, fue construido entre 1279 y 1282 por Carlos I de Anjou, todo un récord, siendo el palacio real de su dinastía. En tiempos de Roberto de Anjou, uno de los más notorios mecenas de su tiempo, se hospedaron en el castillo grandes figuras de las artes y las letras, como Petrarca o Boccaccio, que escribió el Decamerón entre sus muros. De esta primera etapa no quedan restos, debido a la reestructuración inmediata a la llegada de los aragoneses.
El castillo posee cinco torres que son los puntos de unión de las gruesas murallas (Torre di Guardia, Torre di Mezzo, Torre di San Giorgio, Torre del Beverello y Torre dell'Oro), y un arco de triunfo de mármol (Arco d'Alfonso d'Aragona), el cual fue construido en el siglo XIII para celebrar la entrada de Alfonso I de Aragón en la ciudad el 26 de febrero de 1443. La sala central del castillo, es la monumental Sala dei Baroni (Sala de los Barones), así llamada debido a que en el año 1487 fueron arrestados en este lugar, los Barones que conspiraron contra Fernando I de Nápoles. Esta sala, en la actualidad, hospeda las reuniones del consejo municipal y el Museo Cívico. Otro episodio histórico destacable acaeció en 1504: tras conquistar la ciudad el Gran Capitán para la Corona de Aragón, ejerció de virrey, hasta ser desposeído del título por Fernando el Católico, con quien a pesar de sus conquistas (o precisamente a causa de ellas), mantuvo cierta enemistad. Prueba de ello es la historia de las Cuentas del Gran Capitán, que presuntamente transcurrió entre los muros de este castillo. Se considera que la reformas que Gonzalo Fernández de Córdoba inició en el ejército al poco de la conquista, constituyen el embrión de los Tercios, de los que cinco tuvieron su base en la ciudad. A propósito de esta circunstancia, circulaba un dicho:

España fue mi natura,
Italia mi ventura,
Flandes mi sepultura.

Parte del carácter militar del Nápoles de los siglos XVI y XVII se debió a la peligrosidad del Mediterráneo, infestado de piratas y corsarios de la Berbería. Aunque por supuesto, las tropas acantonadas en la ciudad contribuyeron en gran medida acosando embarcaciones árabes.
El Castel Sant'Elmo domina desde lo alto de la colina del Vomero desde 1275 por obra de Carlos I de Anjou. Fue completamente restaurado entre el 1538 y el 1546 por el ingeniero valenciano Pedro Luis Escrivá,[6] siendo Virrey Don Pedro de Toledo. La base que anteriormente era cuadrada, desde entonces tiene forma de estrella. Este castillo fue escenario de la última y desesperada defensa de la República Napolitana contra la ocupación borbónica.
El Palacio Real de Nápoles fue iniciado en el año 1603 por el virrey de Nápoles, el Conde de Lemos, en previsión de una posible visita del rey Felipe III de España a la ciudad que no se llegó a hacer nunca. El proyecto inicial fue encargado al arquitecto Domenico Fontana que ya había realizado importantes obras en Roma para el Papa Sixto V.[8] Sin embargo el proyecto sufrió numerosos cambios y no fue hasta la mitad del siglo XIX que se da por concluido, aunque desde el mismo momento en que se empezaron a colocar los cimientos, el Palacio Real de Nápoles fue el centro de la vida política y social napolitana. A partir del año 1734, año en que la corte se instaló permanentemente en Nápoles, se llevan a cabo obras de restauración del Palacio, que se encontraba en pésimo estado de conservación. A partir de entonces se encargarían progresivas modernizaciones que adecuaron al Palacio a un estilo más barroco. A lo largo del reinado de Fernando II de Nápoles, monarca de las Dos Sicilias, se tendió a la centralización de los poderes del Estado, propia del Absolutismo. Desde 1919 alberga la Biblioteca Nacional.
El Palacio de Capodimonte fue construido por orden de Carlos VII, rey de Nápoles y Sicilia (que sería posteriormente Carlos III, rey de España). Se comenzó su construcción el 9 de septiembre de 1738 bajo la dirección de Giovanni Antonio Medrano, que también fue responsable del monumental Teatro San Carlos de Nápoles. El rey Carlos construyó Capodimonte expresamente para conservar la fabulosa colección de arte de los Farnesio, que había heredado de su madre, Isabel de Farnesio, última descendiente de la casa ducal soberana de Parma. La construcción hubo de ser paralizada en diferentes ocasiones debido a la falta de dinero, al estar en esas fechas también construyéndose el Palacio Real de Caserta. En 1760, Fernando IV encargó al arquitecto Ferdinando Fuga, la ampliación del palacio y el diseño de los jardines. Tras la ocupación napoleónica durante una década, en la que sólo tuvo función residencial, en 1828, se restauró la fachada occidental y se edificó la Palazzina dei Principi destinada a las habitaciones del príncipe heredero, rodeada de un jardín botánico diseñado a la inglesa.
El museo acoge obras de Giovanni Bellini, Sandro Botticelli, Caravaggio, Annibale Carracci, Artemisia Gentileschi, Francisco de Goya, Simone Martini, Masaccio, Tiziano, entre otros.
El Teatro San Carlo, fue construido en menos de un año, e inaugurado el 4 de noviembre de 1737, siendo el más antiguo teatro de ópera activo del mundo. Por sus dimensiones y estructura, ha sido el modelo de los siguientes teatros de Europa. En 1816 fue restaurado después de un incendio.[9] Entre los directores y compositores que se han presentado en el teatro, están Gioacchino Rossini y Gaetano Donizetti.
El Museo Arqueológico Nacional de Nápoles comenzó a formarse con piezas de mármol que Carlos de Borbón había heredado de su madre. Tras el descubrimiento de piezas arquitectónicas romanas halladas en Pompeya, el museo fue creciendo. Actualmente, posee una enorme cantidad de mármoles, mosaicos y manufacturas de la época romana y algunas de las momias mejor conservadas del mundo.

Geografía
Las características principales del relieve son el Golfo de Nápoles y el cordón montañoso a los alrededores de la ciudad, donde está el Monte Vesubio.

Clima
Nápoles disfruta de un clima mediterráneo. Debido a la cercanía al mar, como la mayoría de las ciudades bañadas por el mar Tirreno y el mar Mediterráneo, el clima de Nápoles es en general suave, con baja amplitud (diferencia entre el invierno y el verano). En invierno la temperatura media es de 8 °C (enero) y en verano cerca de 23 °C (julio). Las precipitaciones son de aproximadamente 1000 mm anuales, concentrándose las lluvias al comienzo del período invernal, sin embargo, Nápoles es la segunda ciudad más soleada de Italia, después de Salerno.

El Vesubio
El Vesubio (del latín Mons Vesuvius, en italiano Monte Vesuvio) llega a los 1.270 m de altura, y está a 40°49 de latitud norte y 14°26 de longitud este. Ubicado en la bahía de Nápoles, en Campania, Italia. Es un volcán activo de tipo de cono compuesto vesubiano, al que da nombre. Se caracteriza por alternar erupciones de piroclastos con erupciones de coladas lávicas, dando lugar a una superposición en estratos que hace que este tipo de volcanes alcance grandes dimensiones. Otros volcanes de tipo vesubiano son el Teide y el Fujiyama.
Es una característica montaña «jorobada», consistente en un (Gran Cono) parcialmente rodeado por el borde abrupto de la cumbre caldera causado por el derrumbe de épocas anteriores, y originalmente era más alta. Esta estructura es llamada Monte Somma. El Gran Cono se originó durante la erupción del año 79. Por esta razón, el volcán es también llamado Somma-Vesuvius o Somma-Vesubio.
La caldera comenzó a formarse durante una erupción hace unos 17.000 años (o 18.300), ampliada por antiguas y violentas erupciones concluyendo con la del 79. Esta estructura ha tomado su nombre del término «volcán somma», el cual describe al volcán con una cumbre en caldera rodeada de un cono reciente.
La altura del cono principal ha cambiado constantemente por las erupciones (cuando se formó era más alto de 3500 m), pero en el presente es de 1.281 msnm. El Monte Somma tiene 1.149 msnm, y está separado del cono principal por el valle de Atrio di Cavallo, de unos 5 km de extensión. Las laderas de la montaña están marcadas por los flujos de lava, con mucha vegetación, con matorrales en cotas altas y viñedos en las bajas. El Vesubio es un volcán activo, aunque su actividad corriente produzca más que nada vapor emanado desde las grietas al pie del cráter.
El Vesubio es un volcán compuesto, sito en el límite convergente donde la placa africana empieza a ser subducida debajo de la placa euroasiática. Su lava está compuesta de viscosa andesita. Capas de lava, escorias, cenizas, y piedra pómez componen la montaña.
Es el único volcán de tierra firme del continente europeo que ha tenido erupciones en los últimos cien años, aunque en la actualidad no está en erupción. Los otros dos volcanes italianos, el Etna y el Strómboli se hallan en islas.
Está a unos 9 km al este de Nápoles y a corta distancia de la orilla del mar. Destaca visualmente en el paisaje que presenta la bahía de Nápoles, visto desde el mar, con Nápoles en primer plano.
El Vesubio fue consagrado, por griegos y romanos, al héroe y semidiós, Hércules/Heracles, epónimo de la ciudad de Herculano, construida en su base.

El golfo de Nápoles
El golfo de Nápoles (Golfo di Napoli, en italiano) se encuentra en la costa suroeste de Italia. En el golfo se encuentran, al norte, la ciudad de Nápoles y la ciudad de Pozzuoli. Como lugares a destacar están la antigua ciudad romana de Pompeya y el volcán Vesubio situado al este del golfo. Al sur, cerrando el golfo, está la península sorrentina, cuya principal ciudad es Sorrento. Esta península separa al golfo de Nápoles del golfo de Salerno. Este minúsculo golfo se encuentra en el mar Tirreno, que a su vez pertenece al mar Mediterráneo.

Demografía
Población, inmigración y edad

Nápoles es la ciudad más grande de Italia meridional y una de las ciudades más grandes de Italia, con una población de 1.200.449. Perdió mucha población pero en 2004 la población ha comenzado a crecer a un ritmo del 7.9 % anual lo que la convierte en la metropoli más creciente de Europa. Tiene una población metropolitana de 4,2 millones de habitantes. A diferencia de muchas ciudades europeas, hay pocos inmigrantes en Nápoles a causa de su pobreza y de su inseguridad. En 2004, había 40.413 extranjeros en Nápoles, un 1,3% de la población total. Como muchas otras ciudades de Europa occidental, Italia ha ido atestiguando una gran afluencia de europeos del Este. Muchos de ellos son trabajadores de Ucrania, de Polonia, de Albania, y de Rumania.

Perfil de edad (de la mayor área metropolitana)
00-14 años de edad: (579.088) ó 18,76%
15-64 años de edad: (2.093.764) ó 67,87%
65 años y más: (412.595) ó 13,37%
Nápoles tiene grandes éxodos de gente joven que sale de las ciudades meridionales para el norte del país, más próspero y más ordenado, como la región de Lombardía, que es la más rica de toda Italia. En los últimos años la natalidad en las ciudades norteñas ha estado en aumento, mientras que en ciudades meridionales ha caído drásticamente.

Gobierno
Hasta 2005 la ciudad se dividía en 21 circoscrizioni (distritos), pero el ayuntamiento decidió reorganizar la administración en diez municipalità más homogéneas entre sí y con una población media de unos 100.000 habitantes cada una.
A su vez las municipalidades se componen de dos o más barrios (quartieri). La división sería la siguiente:
Municipalità 1 - San Ferdinando - Chiaia - Posillipo
Municipalità 2 - San Giuseppe - Montecalvario - Avvocata - Mercato - Pendino - Porto
Municipalità 3 - Stella - San Carlo all'Arena
Municipalità 4 - Vicaria - San Lorenzo - Poggioreale - Zona Industriale
Municipalità 5 - Vomero - Arenella
Municipalità 6 - Ponticelli - Barra - San Giovanni a Teduccio
Municipalità 7 - Miano - Secondigliano - San Pietro a Patierno
Municipalità 8 - Chiaiano - Piscinola - Marianella - Scampia
Municipalità 9 - Soccavo - Pianura
Municipalità 10 - Bagnoli - Fuorigrotta
Un cambio inminente en la administración urbana es la implantación de la città metropolitana,[28] un órgano de gobierno, diseñado para 9 grandes áreas urbanas italianas y que en un principio detentaría las funciones de la provincia, más algunas otras del ayuntamiento y la Regione. El objetivo es gestionar de una manera integrada un área metropolitana integrada, que incluye los 92 municipios de la provincia, más algunos de otras provincias, como la propia ciudad de Caserta.

Camorra y degradación urbana
La Camorra

La mafia napolitana, conocida como Camorra, equivalente a la Mafia siciliana, nace en Nápoles alrededor del siglo XIV. Se especula con la posibilidad de que su formación se debiera a la falta de interés de la monarquía borbónica en la creación de un estado, dejando la administración de justicia y de seguridad interna en manos de caciques locales y matones. El origen español de la palabra camorra (bronca, jaleo, lío) y el apelativo de guappo que reciben ciertos personajes dedicados al proxenetismo y los juegos de azar, dan argumentos a los defensores de esta teoría. Contrariamente a la Mafia, la Camorra ha estado (salvo casos esporádicos) alejada de la política y las fuerzas armadas; sólo con Fernando IV y Francisco II tuvo una tímida tentativa de colaborar, pero a la larga no reportó beneficios para ninguna de las dos partes.
Otra diferencia significativa con la Mafia es la falta relativa de jerarquía en los escalafones más altos, siendo comunes los enfrentamientos entre los algo más de 200 clanes que se estima delinquen en Campania.
Sus miembros, llamados camorristi, se relacionaron con actividades de contrabando, chantaje (el famoso impuesto o pizzo), soborno, robo y asesinato. Saquearon y aterrorizaron al país durante muchos años. Luego de siglos de evolución, saltaron a la luz pública hacia 1830. La Camorra prosperó durante los desórdenes que se produjeron en Italia en la lucha por la unificación italiana. La organización se alió con las fuerzas del nacionalista italiano Giuseppe Garibaldi y contribuyó a expulsar a la casa reinante, los Borbones, del país. En el período que siguió a la unificación de Italia (1870), se llevó a cabo un breve e infructuoso intento de emplear a los camorristi en el cuerpo de policía. La Camorra continuó sembrando el temor por la nación y prácticamente gobernaban la ciudad de Nápoles a comienzos del siglo XX. Su poder se debilitó enormemente cuando sus miembros fueron acusados de asesinato y llevados a juicio en 1911. Esta asociación fue eliminada en 1922 por el gobierno fascista de Benito Mussolini. En los años 1970 y 1990 se sucedieron los intentos de jerarquizar la Camorra, al estilo de la Cosa Nostra. Su impulsor, Raffaele Cutolo (O' Professore) fundó entonces la Nuova Camorra Organizzata, a la que se enfrentaron otras familias, hostiles a la pérdida de autonomía, que se encuadraron en la Nuova Famiglia. La guerra entre ambas llegó a dejar 264 muertos en 1982, muchos de ellos inocentes. El enfrentamiento terminó con la victoria de NF, disuelta al poco tiempo. Otro intento de centralización se dio en el 1992, pero tampoco tuvo éxito debido a la falta de interés que los clanes muestran en ceder parte de su poder.
A comienzos del siglo XXI, la Camorra sigue muy presente en la vida de los napolitanos debido a una guerra por la sucesión en su mando. 2004 fue el año más virulento con 139 muertos, llegando a asegurar el comisario Pasquale Errico sobre el barrio de Scampia: En cuanto Bagdad se calme un poco, éste volverá a ser el lugar más peligroso del mundo. Se habla también de Scampìa como el hipermercado de la droga más importante de Europa. Esta situación llevó a plantear la militarización de la ciudad, opción finalmente rechazada por el ministro Pisanu. No obstante, en 2008, la apertura forzosa de vertederos (concretamente en el barrio Chiaiano) llevó al gobierno al empleo puntual de las fuerzas armadas con el fin de garantizar el funcionamiento del servicio de basuras ante el masivo rechazo popular a tal solución.

Degradación urbana
Los dos barrios con más presencia camorristica son indiscutiblemente Scampìa y Secondigliano, situados en el extrarradio norte de la ciudad y construidos con notables deficiencias en transporte y servicios. En un principio Secondigliano se planificó desde cero en base a los principios de la arquitectura fascista, como un nuevo distrito de la ciudad. Pero el distrito nº 15 se desarrolló principalmente después del Terremoto de Irpinia que sacudió toda la Campania, provocando casi 3000 muertos y la construcción de 150.000 viviendas para los afectados. Inmediatamente después del sismo, el barrio recibió 17.000 personas en condiciones muy precarias y la boyante actividad constructora subsiguiente benefició enormemente a la Camorra, que pasó a controlar en la práctica el territorio, nutriendo a sus habitantes con los beneficios del narcotráfico y el contrabando, muy afectados por el desempleo y el abandono escolar.
En 2008, la película italiana " Gomorra " de Matteo Garrone, se trata de los diferentes problemas de la ciudad causados por la mafia e incluido el índice fuerte de criminalidad, en gran parte causado por la guerra de los clanes y así como a la corrupción muy presente en el seno de los elegidos locales.
Otro acuciante problema es la gestión de basuras, también controlada en parte por la Camorra y con graves carencias de vertederos e incineradoras, además de frecuentes huelgas en el servicio de recogida. A principios de 2008, tanto la ciudad como el área metropolitana sufrieron la interrupción del servicio de recogida al colmarse los vertederos. La solución fue la reapertura de algunos vertederos de la periferia anteriormente clausurados y la construcción obligatoria de incineradores. La reapertura de estos vertederos fue enérgicamente rechazada por vecinos, por lo que para llevarla a cabo tuvo que intervenir la Policía. Otras consecuencias indeseada fue la quema indiscriminada de la basura amontonada en las calles, con la consiguiente de emisión de dioxinas y la costosa exportación de basura a Alemania y a otras regiones italianas.
Todos estos problemas han trascendido fuertemente a través de los medios de comunicación, creando una imagen muy negativa de la ciudad y del Sur de Italia en general. Las instituciones y ciertas figuras notables hacen hincapié en lo injusto del cliché, muy arraigado en las regiones norteñas del país, y que tiende a predominar sobre otros muchos aspectos positivos de la ciudad y sus habitantes.

Curiosidades
En Via Petrarca, en la colina del Posillipo, las autoridades municipales se vieron obligadas a destacar agentes de movilidad permanentemente debido a la sistemática baja velocidad de circulación. Los conductores ralentizaban la marcha para observar la impresionante panorámica de la ciudad y el golfo con el Vesubio al fondo. Hoy día se han instalado aparcamientos regulados, que permiten a los conductores aparcar y disfrutar del mirador sin perjuicio del tráfico.
En la novela de Mary Shelley, Frankenstein, se cuenta que el Dr. Víctor Frankenstein nació en el barrio napolitano de Chiaia.
El compositor Gioacchino Rossini, célebre por su afición al lujo y la vida ligera, pasó en Nápoles una temporada como huésped del empresario Barbaia, quien después del fracaso en Roma con El Barbero de Sevilla (1816), volvió a confiar en él para una nueva ópera. Después de los seis meses pactados con el compositor, el empresario, harto de verlo zanganear a expensas de su dinero, decide encerrar a Rossini en una habitación con el propósito de no dejarle salir hasta después de componer algo. En sólo un día el compositor entregó desde una ventana la genial Obertura del Otello.
En las cercanías de la autopista tangenziale, a la altura del barrio de Agnano, famoso por sus termas, se pueden observar pequeñas fumarolas sulfúricas, que se abren en el propio asfalto. Con el tiempo, las más cercanas a los guardarraíles crean en estos incrustaciones, que cuando alcanzan un peso considerable, caen al asfalto. Es común ver a oriundos del lugar y turistas, pararse a observar las piedras sulfúricas con forma de guardarraíl.

Ciudades hermanadas
Acapulco, México (Octubre de 1986)
Bakú, Azerbaiyán
Buenos Aires, Argentina
Calcuta, India
Esmirna, Turquía
Kagoshima, Japón
Montevideo, Uruguay
Nablús, Palestina
Salvador de Bahía, Brasil
Sarajevo, Bosnia y Herzegovina
Valencia, Venezuela
Zhengzhou, China
Gafsa, Túnez

Barrios

Seleccione una letra del Alfabeto

Voy a tener suerte

Introduzca un Nombre

Localidades

Seleccione una Localidad del Listado

CallesdeLaRioja.com.ar | La Rioja | Argentina

Diseño y hosting: Luis Vilte