La Rioja, Lunes 26 de Junio de 2017

La Rioja

Barrios

Seleccione una letra del Alfabeto

4 de Junio

Descripción:

Límites:
Legislación:
Historia: Barrio 4 de Junio
Los acontecimientos producidos el 4 de Junio de 1943 significaron un cambio de rumbo en la historia del país. Cambio que se percibió en todos los órdenes, en especial político, económico y social.
En la Provincia de La Rioja esta revolución puso fin al Gobierno de Félix DE LA COLINA y significó una seguidilla de intervenciones federales. Por tal motivo, en este periodo casi fue imposible confeccionar y poner en práctica un cronograma de Gobierno debido a la escasa duración de los interventores al frente de la máxima responsabilidad institucional de la Provincia.
Esto se tradujo en un sinnúmero de inconvenientes destacando, no obstante, algunos hechos positivos de esta etapa. Uno de los mismos, con el que se vio favorecida la Ciudad de La Rioja fue la inauguración de una Barrio de casas pre-construidas para personas de escasos recursos, en el Sector Oeste de la misma.
El Gobierno de la Nación, surgido de la Revolución del 4 de Junio, se impuso como misión ayudar a las Provincias más necesitadas del país, que al decir del entonces Coronel Juan Domingo PERÓN. “…nuestros hermanos de La Rioja y Catamarca, no por ser pobres y menos afortunados son menos argentinos…” y es con ese criterio que se encaró el PLAN DE AYUDA SOCIAL.
Mediante estas obras de ayuda social, La Rioja se vio ampliamente favorecida por la donación de un Barrio de casas preconstruidas que, además de brindar la oportunidad de una vivienda a quien no la tenía, cumpliría con la misión de erradicar los ranchos de la zona.
El Barrio estaría implantado en la región denominada “El Pantanillo y contemplaba la ejecución de ochenta viviendas en su totalidad. Estas unidades habitacionales eran el excedente de una partida que había sido enviada a los damnificados del terremoto de 1944 en la Provincia de San Juan.
De las ochenta unidades que constituirían el nuevo núcleo habitacional, diez fueron cedidas a la Curia para que fueran entregadas a quienes creyeran conveniente y serían administradas por el Obispo. Las setenta restantes se destinaron cuatro para que fueran usadas de Sala de Primeros Auxilios, Capilla, Subcomisaría y para el encargado del Barrio respectivamente.
Este tipo de construcción constituía una verdadera novedad para la Provincia ya que era realizada en paja, cemento, ladrillo y madera y no se tenía la certeza acerca del resultado que darían. Desde los cimientos hasta el tercio la casa estaba construida con ladrillos para evitar que la humedad minara las paredes. El resto del muro estaba conformado por planchas de paja con cemento; el techo era de chapas de fibrocemento. El interior, cubierto de madera cumplía la función térmica a la vez que proporcionaba una mejor terminación de las mismas.
Si bien se caracterizaban por su sencillez, había que destacar el carácter antisísmico que era muy importante, ya que le brindaba una mayor solidez a la morada. Esto, sin dudas, era la derivación de la experiencia práctica que representaron las aludidas viviendas y su destino de implantación en una zona sísmica por excelencia (como San Juan) y que para La Rioja significaba una cuestión de gran importancia:
“La previsión de construir unidades antisísmicas en una región que, sin tener las características de San Juan, no es extraña a los movimientos telúricos”.
Mediante un estudio previo de la zona, se asignó un determinado número de viviendas a las familias que ocupaban la misma y cuyas características principales era el hacinamiento y el no haber podido encontrar cabida en sectores más “progresistas y urbanizados” de la Ciudad. El resto se las asignaron a inscriptos de otras zonas de la Capital.
El número de interesados en adquirir una casa en el nuevo plan era elevado. Por ello, el Gobierno de la Provincia dispuso realizar una inscripción para lo cual los aspirantes debían reunir ciertos requisitos, tales como:

1- No ser propietario.
2- Habitar en viviendas alquiladas o inadecuadas.
3- Sobrellevar mayores cargas de familia.
4- Tener una conducta pública intachable.

En virtud del cupo limitado de viviendas que estaba previsto construir, y teniendo en cuenta la gran cantidad de inscriptos, el Gobierno Provincial, a fin de evitar injusticias involuntarias en la distribución de las viviendas, estableció para el 9 de Febrero de 1945 la realización de un sorteo en presencia de los interesados. El día previsto se sortearon las primeras treinta y cuatro que iban a ser entregadas en una primera etapa. Luego del sorteo se procedió a la distribución de las casas, lo que se realizó teniendo en cuenta el número de hijos de cada familia. Así las que constaban de tres dormitorios fueron adjudicadas a las más numerosas.
El entonces Interventor Federal, Coronel Adolfo VARAS, mediante Decreto Nº 9.750 de fecha 4 de Enero de 1.945, bautizó al Barrio de las casas reconstruidas donadas por el Gobierno de la Nación con el nombre de “4 DE JUNIO” y a sus calles con los nombres de Oficiales, Suboficiales, Aspirantes y Soldados fallecidos en la jornada revolucionaria.
Las casas pre-construidas fueron entregadas oficialmente al Gobierno de la Provincia de La Rioja el 12 de Marzo de 1.945. La toma de posesión en forma oficial se realizó mediante una sencilla ceremonia en al cual fue suscrita el Acta de Recepción. Una vez que se tomó posesión del Barrio se procedió a entregar a los adjudicatarios sus viviendas. El acto de inauguración y entrega tuvo lugar el 16 de Marzo de 1.945 en una emotiva ceremonia que contó con la presencia de autoridades de la Intervención Federal, altos empleados nacionales, civiles, militares, eclesiásticos y numeroso público.
Es menester aclarar que los favorecidos recibían la vivienda como simples tenedores ya que la Provincia conservaba la propiedad de las mismas. El Gobierno velaba por el mantenimiento de las casas en perfecto estado que habían sido entregadas. Por tal motivo se establecieron condiciones para su uso: el beneficiario debía mantener en buen estado de conservación el inmueble, responsabilizándose por los deterioros que se ocasionasen por su culpa, imprudencia o negligencia; debía cultivar la parte libre del terreno y mantener la vivienda en perfecto estado higiénico. La no observancia de estas disposiciones deba lugar a que la Provincia dejara sin efecto la concesión de la vivienda.
El Poder Ejecutivo de la Provincia entregaba semestralmente un premio al adjudicatario que reuniera óptimas condiciones de conservación, higiene y estética y garantizaba a todo el que la mereciera la permanencia indefinida en el Barrio.
Pasados casi cinco años de que el Barrio había sido habitado, los vecinos no tenían en claro su situación, en que calidad estaban las casas… De propietarios? De locatarios? o De simples tenedores? Es por eso y recién en el año 1.950, la Honorable Cámara de Diputados sancionó la Ley Nº 1.673 por la cual facultaba al Poder Ejecutivo Provincial a transferir en donación a los ocupantes de los terrenos y viviendas propiedad de la Provincia que formen parte del “Barrio 4 de Junio” de esta Capital.
En dicha Ley se autorizaba a confeccionar los títulos correspondientes a través de Escribanía de Gobierno. También se establecía que la donación se realizaría mediante acto público y en nombre del Presidente de la Nación, el General Don Juan Domingo PERÓN.

Calles

Seleccione una letra del Alfabeto

Voy a tener suerte

Introduzca un Nombre

Localidades

Seleccione una Localidad del Listado

CallesdeLaRioja.com.ar | La Rioja | Argentina

Diseño y hosting: Luis Vilte